LECTURA CIENTÍFICA
Intro
Imágenes de ciencia
Avances Científicos
Textos Científicos
Más textos científicos

Textos Científicos
EL UNIVERSO

La teoría del Big Bang explica cómo se formó.
Dice que hace unos 15.000 millones de años la materia tenía una densidad y una temperatura infinitas. Hubo una explosión violenta y, desde entonces, el universo va perdiendo densidad y temperatura.

El Big Bang es una singularidad, una excepción que no pueden explicar las leyes de la física. Podemos saber qué pasó desde el primer instante, pero el momento y tamaño cero todavía no tienen explicación científica.
Contenido de estas páginas sobre el Universo.
Las Estrellas: son masas de gases, principalmente hidrógeno y helio, que emiten luz, como nuestro Sol.
Las Galaxias: son acumulaciones enormes de estrellas, gases y polvo. En el Universo hay millones.
La Vía Láctea: es nuestra galaxia. Los romanos la llamaron "Camino de Leche".
Los Cuásares: son objetos muy lejanos que emiten grandes cantidades de energía.
Los Púlsares: son fuentes de ondas de radio que vibran con periodos muy regulares.
Los Agujeros negros: son cuerpos con un campo gravitatorio tan grande que no escapa ni la luz.

En el Universo hay también materiales dispersos, dentro y fuera de las galaxias: la materia interestelar, la luz, la radiación de fondo y la materia oscura. Dedicamos un capítulo a la Medición del Universo, donde explicamos las unidades para medir distancias y también conceptos como paralaje, declinación, ascensión, brillo de las estrellas y longitud de onda.

Además del inevitable Origen del Universo, otro apartado interesante explica las fuerzas y movimientos. Por último, también se habla sobre constelaciones, telescopios, radiotelescopios ... y todo aquello que hemos usado los humanos para observar el Universo.
Imagen
LOS DINOSAURIOS

Remontarnos al origen del entorno del sur del continente americano, significa por un lado ingresar en el mundo fascinante y misterioso de la paleontología, que estudia todos los seres animales y vegetales que habitaron este suelo hace millones de años y ya no pueden ser encontrados con vida, y por el otro, ingresar al conocimiento de los testimonios que el ser humano fue dejando de su vida y costumbres, en muy diversas formas de expresión, a través de la arqueología.


Los dinosaurios evolucionaron a partir de algún pequeño reptil que vivió hace unos 230 millones de años, en una época que los geólogos y paleontólogos denominan Triásico tardío.
Una de las características más llamativas del cráneo de los dinosaurios es la presencia de dos aberturas ubicadas detrás de cada uno de los ojos, una encima de la otra, que permitirían a los músculos de la mandíbula aumentar de volumen cuando se contraían durante la masticación, y de una abertura delante de cada ojo que podía haber contenido una glándula. Esta particularidad del cráneo hace que se los clasifique como arcosaurios –que en griego significa reptiles dominantes– junto con sus parientes los los pterosaurios –reptiles voladores–, los cocodrilos, y una gran variedad de formas extinguidas, entre ellas, el Pseudolagosuchus y el Marasuchus.

Un examen de los cráneos de un carnívoro, Allosaurus, un herbívoro, Diplodocus, y un omnívoro, Massospondylus, muestra diferencias anatómicas relacionadas directamente con el tipo de alimentación de cada dinosaurio. Los largos y aserrados dientes del Allosaurus, eran adecuados para capturar, reducir y matar a otros animales. Los finos y reducidos dientes, del Diplodocus estaban, en especial, adaptados para arrancar las hojas de las plantas. Los dientes del Massospondylus eran relativamente pequeños, bastos y multifuncionales, adecuados para comer plantas o animales.

Imagen
DESORDEN

La materia no se distribuye de manera uniforme, sino que se concentra en lugares concretos.
Imagen
ANIMALES PREHISTÓRICOS
Imagen